viernes, 26 de diciembre de 2008

¿Formación en tiempos de crisis? Una Necesidad

En los tiempos de cambio en los que nos movemos en los últimos meses hay una tendencia bastante frecuente en las empresas a eliminar “gastos no necesarios” y curiosamente, uno de esos gastos es siempre el capítulo dedicado a formación. Sin embargo…¿Cuál sería el resultado si precisamente ahora nos volcamos en esta actividad?... El camino hacia el éxito.

Resumen:

El resultado final de la empresa depende en gran medida del grado de preparación del propietario y su equipo directivo, si entendemos por tal preparación, una actitud mental adecuada.
Se pueden y se deben aprender habilidades directivas; sin embargo, más allá de ello, no se obtienen resultados sin la adecuada actitud.

Hoy en día, y en base a la experiencia de muchos emprendedores de éxito radica básicamente en su actitud mental.

Henry Ford decía “ si cree que puede o si cree que no puede, en ambos casos tiene razón” . Esta frase encierra la base de este artículo y ello porque la razón más significativa para el éxito o el fracaso de una empresa es el sistema de creencias de los propietarios y del equipo directivo. Sin el apropiado sistema de creencias, nada funciona.

Precisamente cuando me refiero a formación en el ámbito empresarial como inversión estoy hablando de lo que hoy parece estar tan de moda pero que muchos no conocen en toda su dimensión: el
coaching aplicado a los negocios.

Estamos habituados a recibir, de una forma u otra (cursos, seminarios, consultorías, libros, etc…) conocimientos sobre sistemas y procedimientos para esto o lo otro que se nos supone garantizan alcanzar nuestros objetivos. Y sin embargo, en ocasiones, aún la más estricta aplicación de estas soluciones no nos conduce al
resultado esperado .

La razón radica en que no se pueden aplicar estas respuestas, soluciones o claves, a menos que el empresario y su equipo directivo están preparados mentalmente. Y esta preparación mental hace referencia a la realidad que creen como cierta en cada situación.

El problema es que la realidad que creemos como cierta es el resultado de nuestras creencias y estas son las responsables de que, en muchas ocasiones, no podamos ver más allá de lo que ocupa nuestra mente y esto nos impida ver la realidad de otros.

Con el coaching decimos que en la empresa el éxito es la combinación de dos factores: personas + sistemas. El uno sin el otro no conducen al resultado esperado. Es decir, podemos tener unos fantásticos sistemas pero si las personas no se involucran, no alcanzaremos el éxito. Y al revés, podemos contar con un equipo de personas magnífico, pero sin sistemas, tampoco nos van a conducir al resultado que queremos.

Por eso es importante añadir este factor “persona” en el concepto de
formación actual en la empresa; no en un plano teórico como en muchas ocasiones hemos visto todos, sino en el más estricto sentido práctico del día a día, trabajando al lado de cada una de esas personas, sacando lo mejor de si mismas y favoreciendo una apertura mental en su actitud hacia la empresa.
Sólo así se puede garantizar una mejora en los resultados y especialmente, y desde el punto de vista del empresario, sólo así puede recoger de su empresa la verdadera riqueza que esta le proporciona, es decir, una mejor calidad de vida.

El objetivo del coaching aplicado a las empresas es hacer de cada una de ellas un negocio rentable que funcione aún sin la presencia del propietario/s. Y eso sólo se consigue partiendo del punto “cero” ( como decía Sócrates- “sólo sé que no sé nada”-) y abriendo la mente a nuevos aprendizajes que permitan una adaptación al cambio rápida y con garantías, en todas y cada una de las personas responsables de la dirección de la misma.

Cambiar nuestros paradigmas a través de este enfoque de
coaching nos va a permitir no sólo contribuir en mayor medida al éxito de nuestras empresas sino que además nos da nuevas herramientas de actuación y comportamiento para nuestra propia vida que nos permiten mejorar nuestros resultados personales y profesionales.

Reflexione unos minutos sobre ello y seguramente será un tiempo valiosísimo para su empresa y/o equipos. Recuerda la frase de Henry Ford que comentaba al inicio del artículo: “ Si cree que puede o si cree que no puede, en ambos casos tendrá razón”.

©2008 Microsoft Corporation. Todos los derechos reservados.
Póngase en contacto con nosotros Condiciones de uso Marcas registradas Declaración de Privacidad

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas Gracias por tus comentarios ...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ENTRADAS MAS POPULARES

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Recibe todas las actualizaciones de este blog. Sólo haz clic en el botón Me Gusta de Facebook.

Muchas gracias!!!

Powered By | Blog Gadgets Via Blogger Widgets